El 14 d marzo Garnier presentó en exclusiva el lanzamiento GARNIER BIO, la nueva gama de tratamiento facial certificada por el sello ecológico ECOCERT COSMOS ORGANIC. En los productos de la nueva gama BIO de Garnier podremos encontrar entre sus ingredientes esenciales el tomillo y su efecto purificante, el aceite de argán que enriquece la piel, la sensación refrescante de la citronela, el efecto regenerador de la lavanda y el suavizante del anciano; entre otros.

 

El acto presidido por Guillaume Sonolet -Director General de Garnier en España – contó con el apoyo de Valerie Lemaire – Directora General de ECOCERT – que nos contó de primera mano en qué consiste la nueva gama Garnier BIO, de qué hablamos cuando hablamos de cosmética natural ecológica y conocimos de primera mano los detalles de la industria de certificados.

 

Con este nuevo lanzamiento, los compromisos de Garnier como marca, con el lanzamiento de su gama de productos faciales ecológicos BIO, cumplen los siguientes requisitos:

  • Todos los productos de la gama están certificados con el acuerdo COSMOS del sello ECOCERT.
  • Las fórmulas son veganas y no contienen ingredientes de origen animal, ni producidos por animales.
  • Todos los ingredientes han sido seleccionados especialmente de fuentes renovables que se regeneran cada año.
  • Garnier siempre respeta la biodiversidad del entorno realizando una producción ecológica y de comercio justo de sus ingredientes.
  • Además, Garnier se compromete a usar packaging sostenible con materiales reciclados y reciclables en los packs de sus productos para minimizar el impacto.
  • Finalmente, el compromiso por el reciclaje: la nueva gama certifica que el 100% del vidrio empleado en sus packagins es reciclable, mientras que el 25% procede de vidrio reciclado. Por otro lado, el PET empleado es 100% reciclado y 100% reciclable. Finalmente, el cartón es 100% reciclable, FSC certificado que garantizan una buena gestión del bosque.

 

El compromiso de Garnier con lo natural va un paso más allá y para la marca es muy importante poder etiquetar sus nuevos productos con el sello de “certificación ecológica”, lo cual requiere cumplir unos estrictos requisitos que aportan credibilidad y refleja el compromiso de transparencia que tiene la marca con sus clientes. El complejo proceso de producción para obtener el certificado de producto ecológico debe seguir los siguientes pasos:

  1. Test in vitro de las plantas base de los ingredientes.
  2. Abastecimiento certificado por ECOCERT sobre los ingredientes ecológicos.
  3. Extracción y producción (proceso de fabricación y destilación) certificada por ECOCERT.
  4. Fórmulas de excelente sensorialidad y eficacia, con fragancias 100% naturales.
  5. Transparencia y compromisos.

 

Desde siempre, Garnier ha sido una marca pionera en el uso de elementos vegetales en la fabricación de sus productos.